La enfermedad de la prisa

entrada 4

 

Vivimos muy de prisa, pretendemos siempre alcanzar nuestros objetivos con el menor esfuerzo posible. Por eso acudimos a pedir favores, a valernos de la muñeca, la gauchada, pero somos incapaces de valernos por nosotros mismos. Todo es “fast” rápido,”fast food”, “the time is Money”, “primero yó”, “más es mejor” “do it now”, etc. Esa carrera desenfrenada por conseguir rápidamente las cosas, por buscar resultados inmediatos, nos obnubila, no nos permite valorar adecuadamente nuestro tiempo. Se busca cantidad en lugar de calidad. La prisa es enemiga de la perfección. Muchos vivimos corriendo detrás del tiempo pero solo lo alcanzamos cuando morimos por un infarto por correr y llegar a tiempo. Estamos ansiosos por vivir el futuro y olvidamos vivir el presente que es lo único realmente existe. El tiempo es igual para todos, 24 horas que estamos ocupados pero, pensamos y planificamos cómo  y en qué estamos ocupados?